BIODEGRADABLE,
MENOS TÓXICO
Y MÁS EFECTIVO.

DISPERSANTES

Los dispersantes alteran el equilibrio entre la dispersión natural y la emulsificación, empujando el equilibrio firmemente hacia la dispersión y reduciendo la emulsificación. Los ingredientes activos en los dispersantes – los agentes tensoactivos (de tensión superficial) o surfactantes alteran las propiedades de la interfaz aceite/agua de manera tal que la misma cantidad de energía de la olas produce una mayor proporción de gotitas muy pequeñas y suprime la emulsificación. El hecho de aplicar el dispersante en el aceite derramado hace posible la inhibición de la formación de emulsiones a la vez que se fomenta la dispersión del aceite.

DISPERSANTES – INGREDIENTES ACTIVOS

Los dispersantes fomentan la formación de numerosas gotitas de aceite pequeñas y retardan la recoalescencia de las gotitas en películas oleosas ya que contienen surfactantes (agentes tensoactivos) los cuales reducen la tensión de interfaz entre el aceite y el agua. Las moléculas del surfactante poseen grupos de cabeza hidrofílicos (amantes del agua) que se asocian con las moléculas del agua, y colas oleofílicas (amantes del aceite) que se asocian con el aceite. Es por ello que las gotitas de aceite quedan rodeadas de moléculas surfactantes y quedan estabilizadas. Esto ayuda a fomentar una dilución rápida por el movimiento del agua.

La dispersión del aceite tiene varias ventajas:

  • La remoción del aceite de la superficie beneficia a la fauna, tales como las aves y mamíferos marinos, y a los hábitats que están en riesgo de ser contaminados por el aceite flotante.
  • La formación de muchísimas gotitas de aceite fomentan la biodegradación del aceite al aumentar la superficie del aceite, lo cual incrementa la exposición a bacterias que ocurren naturalmente y al oxígeno.
  • El aceite dispersado en la columna de agua ya no se desplaza a la deriva con el viento, ya que únicamente está bajo la influencia de corrientes y mareas. La dispersión puede ser una buena técnica para proteger líneas de costa o recursos de alto riesgo ubicados viento abajo de un derrame de aceite.
  • Se pueden aplicar dispersantes desde aviones, de manera tal que grandes áreas pueden ser tratadas rápidamente en comparación con métodos alternos de respuesta.